jueves, 4 de septiembre de 2014

Adelanto Where Love Finds You (Unspoken #1)

Capítulo 1
Ella
Traducido por Nessied
Corregido por katiliz94

Hace nueves años, en un rincón pintoresco de la ciudad, conocí a mi marido y no lo había visto entonces. Todo el mundo me dijo que siguiera adelante, nunca lo vi de nuevo, pero no pude. Si lo hiciera, me arrepentiría por el resto de mi vida.
 ¿Lo has entendido? Dijo un hombre alto, de ojos azules.
Lo siento. ¿Le gustaría un café con leche de soja? Miré a mí alrededor. Cada día miraba a mí alrededor, esperando que él caminase a través de la puerta y en mi corazón.
Sí por favor.
Otro día, otro día normal de mi vida sin él.
Aquí tienes, Dee, mi empleada más querida y mi amiga más excéntrica, dijo mientras le entregaba a la mujer su café con leche. Vamos, Ella. Piensas en el Sr. Perfecto de nuevo, ¿verdad? Lo digo con amor, pero en realidad, hay que darse cuenta de que esto es ridículo.
Me apoyé en el mostrador y examiné a las parejas felices que había en la cafetería, algunos anillos, algunos dedos desnudos, todo sonrisas.
Ya me estoy haciendo mayor Dee. Ya acercándome a los treinta años. Estar sola no es lo que tenía en mente para mis veinte años, y mucho menos los treinta.
Mírate agitó su mano enfrente de mí. Eres dueña de tu propia tienda de café con éxito, sin un título universitario, eres hermosa por dentro y por fuera, y has logrado mucho en la vida que la mayoría de la gente que he conocido, sin importar la edad. Tienes todo lo necesario si me lo preguntas, ¿y sabes cuántos hombres cruzan a través de esta puerta y te dan esa mirada? No es que no tengas opciones.
Lo sé Garabateo en el bloc de notas que está en frente mío. Todo esto, la cafetería, las cosas que hago, no es realmente tan especial como tú lo puedas creer, no es algo que tomo por sentado en todo. Sé que hay hombres que se han interesado en mí, pero no son él. Tengo que esperar todo el tiempo que sea necesario.
Tú, amiga mía, eres tan idealista como supones. ¿Qué pasa si ese hombre ya está casado?
No puede ser.
¿De verdad crees en las almas gemelas, eh?
En realidad no. Sólo creo que es el único para mí y si está casado con otra persona ahora, bueno, no puedo casarme con otra hasta que no lo sepa a ciencia cierta.
--------------------
Después de que la última pareja se marchará de Chances, mi pequeña tienda de café, la limpié y apagué las luces. Otro día y uno nuevo que esperar con interés. Cerré la puerta y una mancha de color blanco, llevada por el viento, cayó cerca de mis pies. Allí, en el arrugado recibo, el tesoro de una persona se convirtió en la basura de alguien más. Lo mismo que me había sucedido. Cogí el recibo y busqué un número de teléfono, pero sólo vi recuerdos.
Suaves hebras fluyendo de la tinta se cerraron en mi número de teléfono. Mi nombre es Ella. ¿Llámame alguna vez? 610-555-2949. Todos estos años me dije que no podría de haber encontrado el recibo, alguien lo recogió y lo lanzó lejos, pero a veces dudé de mí misma y de los años de espera. Empecé a creer que estaba tan loca como todos los demás pensamientos. Tal vez él cogió el recibo, y lo tiró a la basura ahí mismo, mientras que se reía con sus amigos sobre la chica número quinientos ochenta que intentó convertirse en su novia.
Dieciocho. Sólo dieciocho años en ese momento.
Me alejé de la tienda y miré a los ojos a las personas que pasaban junto a mí. Tanta gente, tantas posibilidades de encontrar el amor, ¿por qué tengo que creer en una sola persona?
Mi teléfono sonó.
Golpeé el silencio sin sacar el teléfono de mi bolso y me siento en un banco con  vista a un pequeño parque en el centro de la ciudad. Los árboles acariciaban el aire con sus dedos, mientras que me apartaba el pelo de los ojos y consideré darle a otro hombre una oportunidad.
Te harás mayor sin él, dijo mamá.
Una vez que llegues a los treinta, me dijo mi hermano, Derek, todavía sola, te arrepentirás de toda esta tontería.
Sólo una persona creía en mí. Mi querida amiga Sarah. Las mejores amigas desde la escuela primaria. Nos solíamos vestir y fingir casarnos con nuestros animales de peluche. Ella es todo lo contrarío de mí en todos los sentidos, pero la única cosa que siempre teníamos en común era nuestro amor por el amor. Queríamos encontrar el amor, la estancia en el amor, y evolucionar en el amor, y nos gustaría esperar una eternidad para encontrar a la única persona que podría hacer ese viaje en la mejor aventura que podría ser.
------------------------------
Cuando finalmente subí por las escaleras hasta mi apartamento una melodía suave interrumpió mis pensamientos típicos. Seguí la melodía y ví una ventana abierta. En el segundo piso, un hermoso edificio histórico con cortinas blancas soplando en la brisa de verano. El piano marcaba con la melodía el tiempo de mi vida. Sobria, pero dramática. Las cortinas se mecían con la canción. Tela blanca adornando, al igual que el vestido que solía llevar. Sí, había momentos en los que consideraba que los años de espera con el tiempo podrían escoltarme por el pasillo a una vida de soltería.
Lo consideré. Muchas veces.
Las notas del piano resonaron conmigo otra vez. Más profundo, todavía suave y lento. Cerré los ojos e imaginé mi violín en mis brazos, moviéndose conmigo, con el piano en la calle.
Adelante y atrás, adelante y atrás.

Me levanté y abrí la puerta de mi edificio. Es el momento, pensé. Necesito considerar avanzar por el hombre que puede que nunca conozca.

No hay comentarios:

Publicar un comentario